Siempre cuando veo quejas en los foros de individuos pertenecientes al género masculino sobre que es difícil coger (fornicar/ garchar/ tener sexo), me cuesta entender porque dicen eso. O sea, para mí es bien clara la cosa: “No garcha el que no quiere”. Todo es cuestión de voluntad. ¿Se acuerdan la historia de mi amigo Diego? Era el tipo que se hizo barman de un boliche durante tres meses y trabajó gratis para armarse su fama en el lugar. Lo único que le pedía al dueño dentro de ese lugar era: “dame poder acá adentro”. Con paciencia y disciplina logró su cometido y fornicó mucho. Lo mismo ese otro amigo que se hizo RRPP o que el que se puso a vender faso. 

Pero estos son meros ejemplo (e incluso algo extremos) para ilustrar un punto muy simple: si de coger minas se trata, lo importante es encontrar tu propio nicho y tener la paciencia y la disciplina para explotarlo. El problema es que la mayoría de los chicos que los finos caballeros son unos pajeros de mierda tienen muchas falencias y que el “no coger” es el menor de sus problemas. 

Nichos hay millones y no tiene que ser una disco, boliche o bar si no te bancas esos ambientes. Yo no me los banco. Yo lo que hacía era ir a los museos de día a levantarme extranjeras hermosas y me fue bastante bien. O sea era genial: las minas era re copadas, no había competencia y el ambiente las predisponía de la mejor forma. Además hablaba de lo que me gustaba. 

Sin embargo, de vuelta insisto, el truco es encontrar tu propio nicho y si de coger se trata hay muchas opciones rápidas para “sacarte la leche”. Si tan caliente estas hay boliches en donde la ligereza es una característica de las damiselas que lo habitan. Tal es el caso, por ejemplo, del boliche “Moliere” en Buenos Aires. Como son todas minas de entre 35 a 50, bastante desesperaditas, cualquier pendejo les va a re caber. 

Aun así tampoco hay que llegara esos extremos. Hay ambientes hechos para conocer minas hermosas y hay chamuyeros que se especializan en estos lugares. Hablo de los lugares para aprender Tango, Yoga o meditación. En este lugar las minas buscan claridad espiritual y asumen que los que están ahí también lo hacen, igual hay que saber cómo moverse en estos lugares. 

Tomemos el ejemplo del Tango. Los verdaderos amantes del Tango (como mi hermano, que es instructor) van a milongas donde si no tenés al menos 5 años de experiencia nadie te da pelota y te rechazan. Ahí va el que realmente ama el tango y sí, se puede levantar porque el baile es un lenguaje muy sensual pero si no sabes bailar olvídate, te rechazan de una. Ahí hay códigos. No se aceptan ni turistas ni outisders. 

Distintos es la Viruta. Ese es un lugar típico para turistas donde se dan las famosas clases para principiantes. Ese es el terreno de caza predilecto de muchos chacales. Recuerdo cuando tomé una clase y observé a un muchacho moverse sospechosamente bien para ser un “principiante”. Obviamente se estaba queriendo levantar una extranjera, que pobres no conocen aun el chamuyo argentino y caen como moscas. Después, cuando se las cogen estos subnormales, se enojan y por eso nuestra amada fama alrededor del mundo. 

Este personaje que va a cazar a la viruta no es profesional en el tango. A lo sumo habrá tomado clase durante dos años como mucho. Es un principiante comparado con los profesionales pero para una turista ingenua es “El maestro” que le enseña y cuya pija terminará chupando sórdidamente. 

En yoga pasa los mismo: hay flacos que habrán hecho yoga por dos años solamente y van migrando de un instituto a otro con el objetivo de cazar. Normalmente no son habitués de un lugar específico y a estos también los he observado. Con estos lugares hay que tener más delicadeza porque si no sos habitué las minas sospechan que sos un chamuyero. Distinto si ya vas hace como 1 año al mismo lugar. Ahí, se puede armar una interesante dinámica de mediano plazo. 

Normalmente estos tipos pseudo bailadores de tango y pseudo espirituales son lo que te cruzas en un hostel en un viaje de mochilero. Como nadie los conoce ahí ellos son los “Maestros”. Normalmente saben algo de yoga, dicen que meditan y bailan algo de tango. Son una verdadera navaja suiza del chamuyo. Tantos he visto así en mis viajes. Una amiga australiana que se agarró a cuatro de esos los bautizó “the argentinean gipsies (gitanos argentinos)”. O sea es el falso hippie que van con la guitarra aunque apenas sepa tocar dos acordes y siempre toque las mismas canciones. En el norte Argentino está lleno de esos. Ah, y además llevan siempre marihuana por lo que sino levantan con la guitarra, la espiritualidad, el yoga o el tango…con el faso la ponen seguro. “¿Venis a fumar a la playa”, le decían a mi amiga australiana. “Te hago un masaje”. Algunos también llevan loción para masajes. Obviamente los flacos son unos chantas porque en realidad son abogados y van siempre a los after de microcentro pero bue…por lo menos tienen la voluntad y la disciplina para hacer lo que se debe para coger. 

Este último comentario me lleva comentar un nicho interesante. En los viajes las minas están muy relajadas y más predispuestas a entregar sus húmedas rosquetas y a chupar pijas a dos manos (ya sea en Brasil, Europa o Asia) por lo que algo que solía hacer para explotar esto es…vivía en un hostel. Uno que estaba a dos cuadras de mi departamento encima. Los hostels toman voluntarios y a cambio de trabajar gratis te podes quedar gratis y te dan un desayuno. Estuve tres meses y garché en abundancia…y ni siquiera me tuve que esforzar. Particularmente con las inglesas que son una reventadas de mierda. Solitas se acercan y te dicen “Esta noche tomas conmigo”. Eso significa: “nos ponemos en pedo y garchamos”. Normalmente se trata de seres de muy baja autoestima que hacen eso para sentirse lindas. Una amiga de Inglaterra me confesó que hacía eso para sentirse linda. Sí, lo sé patético pero bue para cada roto hay un descocido. Además los hostels son realmente una orgia. Obviamente hace esto si queres sacarte la calentura. Si queres una relación ni en pedo te enganches con esos seres patéticos de baja autoestima. También podes ponerte un hostel y vivir de eso. Capaz que terminas conociendo una chica del primer mundo que te paga el pasaje y te libera de vivir prisionero de un país bananero… 

Así que déjense de joder y si quieren coger pónganle onda porque tan difícil no es….

ACALARACION

Claramente este texto fue escrito en tono humorístico y con mucha ironía. Claramente me estoy burlando de un estereotipo masculino al mismo tiempo que muestro que con esfuerzo y disciplina se puede lograr cualquier cosa. Si usted es un machista de mierda y cree que este texto es una suerte de manual, usted es un idiota y debe chuparme la pija. Si usted es una feminista resentida y encontró este texto ofensivo, es usted una pelotuda y no tiene sentido del humor. Hágase cargo de sus frustraciones y deje de echar culpas afuera, ya sea a los hombres o al puto patriarcado.